Civilização Hitita

O hitita é o idioma indoeuropeu mais antigo, e a civilização que o impulsionou caiu no esquecimento quando a capital da Civilização Hitita, Hattusa, foi destruida por volta de 1200 a. C., no período turbulento que acompanhou aos movimentos dos chamados povos do mar.

O deciframento das escrituras cuneiformes e do egípcio antigo resgatou as façanhas deste império que se estendeu pelo interior da península de Anatólia (Turquia), durante o período das colônias comerciais assírias, nos princípios do segundo milênio. São mencionados no Antigo Testamento, mas ambiguamente, ou como uma parte dos cananeus, ou um país que competia com os faraós do Egito.

Mapa dos domínios do Império Hitita.

A civilização surgiu da fusão entre os indoeuropeos, hatianos, sírios e mesopotâmicos, e a mestiçagem se dava tanto nas etnias como na língua e na religião.  Considera-se que a história dos hititas, propriamente dita, se iniciou com o rei Labarna, o que se situa ao redor do ano 1650 a. C. O Império Hitita existiu ao largo de cinco séculos, uma urbe de 165 hectares de extensão, localizada a uns 150 km a leste da atual Ancara.

Foi uma civilização que levantou cidades amuralhadas, de cuja arquitetura nos chegaram maravilhosos baixorrelevos. Os hititas habitavam cidades, vilas ou centros, regidos por leis que promulgava o rei e que eram administradas em seu nome por conselhos de anciãos ou governadores regionais.

Versão em espanhol:

El hitita es el idioma indoeuropeo más antiguo, y la civilización que lo impulsó cayó en el olvido cuando la capital del Imperio Hitita, Hattusa, fue destruida hacia el 1200 a. C., en el periodo turbulento que acompañó a los movimientos de los llamados Pueblos del mar.

El desciframiento de las escrituras cuneiforme y del egipcio antiguo rescató las hazañas de este imperio que se extendió por el interior de la península de Anatolia (Turquia), durante el periodo de las colonias comerciales asirias, hacia principios del segundo milenio. Se los menciona en el Antiguo Testamento, pero ambiguamente, o como una parte de los cananeos, o un país que competía con los faraones de Egipto.

La civilización surgió de la fusión entre los indoeuropeos, hatianos, sirios y mesopotámicos, y el mestizaje se daba tanto en la raza como en la lengua y en la religión. Se considera que la historia de los hititas propiamente dicha se inició con el rey Labarna, al que se sitúa alrededor del año 1650 a. C. El Imperio existió a lo largo de cinco siglos, una urbe de 165 hectáreas de extensión, ubicada a unos 150 km al este de la actual Ankara.

Fue una civilización que levantó ciudades amuralladas, de cuya arquitectura nos han llegado hermosos bajorrelieves. Los hititas habitaban ciudades, villas o centros, regidos por leyes que promulgaba el rey y que eran administradas en su nombre por consejos de ancianos o gobernadores regionales.

Fontes:
CLIO Revista de Historia. Año 8, n. 95, España, s/f.
HISTORIA Y VIDA. Año XXXIII, n. 408, España, s/f.